Concepción, 3. 49800 - Toro - Zamora
GASTRONOMÍA
ENOTURISMO
CULTURA Y TRADICIÓN
UN VISTAZO A
TORO

La visita a la ciudad de Toro es algo que no te puedes perder. Toro es sinónimo de monumentos, tapas y vino. Su propia ubicación hace que Toro sea un destino de lo más apetecible en Castilla y León. Una ciudad amable y a la vez, de carácter fuerte como sus vinos.

Sus calles hablan por si solas, y esconden en ellas un rico pasado con una gran riqueza cultural. Un paseo por las calles de Toro se convertirá en un continuo descubrimiento; edificios históricos, sus palacios, sus colegiata, el alcázar,… Cualquier rincón tiene algo que admirar.

Panorámica de Toro
portada_colegiata_detalle
PATRIMONIO
ARQUITECTÓNICO

Además del románico de la Colegiata, quizá considerada como uno de los monumentos medievales más importantes de España, el Arte mudéjar está muy presente en toda la provincia de Zamora, y en concreto en Toro lo podemos apreciar en la Iglesia de San Lorenzo el Real, construida a finales del siglo XII. Es monumento nacional desde 1929 y está considerada como la iglesia de ladrillo más antigua de Toro.

El conjunto lúdico lo forman el Teatro Latorre y la Plaza de Toros, ésta última, construida en el año 1828, es una de las más antiguas de España. De estética sencilla en los tendidos, y los balcones cubiertos, recuerdan a los patios castellanos de comedias. Hoy está declarado como un Bien de Interés Cultural.

Por su parte, el Teatro Latorre de estilo isabelino y dedicado al actor toresano, Carlos Latorre fue construido en 1845 y alberga numerosas obras de teatro y conciertos.

Además, los numerosos palacios de la ciudad, son otro de los grandes atractivos. El Palacio de las Leyes, el de Valparaíso, el Palacio de las Bolas, la Casa de la Nunciatura o el Palacio de los Condes de Requena, son magníficos ejemplos que te trasladarán a otras épocas.

IMPRESCINDIBLES

colegiata-de-toro

Colegiata de Toro

La Colegiata Santa María La Mayor, es quizá el monumento más emblemático de la ciudad. De estilo románico del último tercio del Siglo XII, fue declarada ‘Monumento Histórico Artístico’ en 1892 y hoy en día está considerada como ‘Bien de Interés Cultural’.

alcazar_toro_zamora

Real Alcázar

Es sin duda, otro de los muchos rincones de Toro que no te puedes perder. Situado en la Plaza de San Agustín, al final del Paseo del Espolín, en una atalaya, a unos 100 metros sobre el nivel del Río Duero, se encuentra el Alcázar, considerado como Bien de Interés Cultural desde 1949 y construido entre 1188 y 1195.

torre_reloj_toro

Torre del reloj

Este popular monumento lleva dando la hora a la ciudad desde mediados del siglo XVI, fecha en que se construyó en la misma puerta del mercado.  Se le conoce también como ‘Arco del Reloj’, ya que se asienta sobre un pórtico con forma de arco, que antiguamente era una de las puertas de la ciudad.

paseo_espolon_toro

Paseo del Espolón

Este paseo que se inicia o que concluye en el Alcázar, ofrece un excelente mirador al valle del Duero. El paseo fue inaugurado en 2008 y llega hasta la Colegiata de Toro. Desde allí, se puede contemplar un precioso paisaje de la Vega del Duero con el Puente de Piedra fondo. Y al otro lado, la Plaza de San Agustín y la ciudad detrás.

calles_toro
PERDERSE POR SUS
CALLES

Tanto el centro de la ciudad como sus espacios naturales son perfectos para perderse. Sus calles y sus plazas merecen un paseo para disfrutar de ellas y actividades como senderismo por la orilla del río Duero, pueden ser también una buena forma de conocer la ciudad y sus alrededores y de contemplar el paisaje tan espectacular que dota al municipio.

Para visitar la ciudad te recomendamos aparcar y visitar sus calles a pie. Podrás pasar por la Calle Puerta del Mercado, una de las más concurridas de la ciudad, llena de comercios y tiendas de todo tipo.

Es una calle amplia y peatonal que antiguamente era el principal nudo de conexión entre la principal entrada a Toro y la Plaza Mayor, donde se situaba el antiguo mercado, y donde se puede observar la Torre del Reloj.

sopa_de_Ajo_castellana
COMER EN TORO

El turismo gastronómico es algo que hoy en día está en auge, y en este caso, los platos de la gastronomía toresana, elaborados con productos típicos y respetando la tradición, quizá sea una muestra de la gastronomía castellano y leonesa. Es el caso de la sopa de Ajo. Y es que, aunque parezca un plato humilde, antiguo y de elaboración aparentemente sencilla, es el plato estrella de la ciudad. La esencia la pone el pan, pero el secreto está en el caldo, que surge de la cocción de un hueso de jamón, por un lado; y el sofrito de ajos pochados, por otro.

Los quesos son otro de los productos de la zona. Son quesos con Denominación de Origen muy populares en la cocina española. Están elaborados únicamente con leche de ganaderías seleccionadas por su calidad, y durante siglos se han mantenido los métodos de elaboración y maduración.

El chorizo zamorano es otro de los puntos fuertes de la gastronomía toresana. Es un embutido crudo curado, que se elabora con carnes de alta calidad y con ingredientes no cárnicos como pimentón dulce o picante con Denominación de Origen ‘de la Vera’, sal ajo y orégano.

Sitios en Toro en los que degustar sus productos típicos

Hotel y Restaurante María De Molina
Restaurante Carpe Diem
Restaurante Castilla
Embutidos Ballesteros
Bar Restaurante La Esquina de Colás
Bar Restaurante Latinta
Oficina de Turismo de Toro
Torguvi
Restaurante Nube
Consejo Regulador D.O. Toro
Spanish Palate
Bodegas Latarce
Posada Rejadora
Bodega Sobreño
Maltrasa
Espacio Gourmet El Fraile
Bodegas Carodorum
Restaurante Doña Negra
Bar Restaurante La Colegiata
Tienda la Morada del Vino